¿Cómo reconocer y reaccionar ante una crisis de pánico?

Las crisis de pánico consisten en momentos de angustia repentinos caracterizados por síntomas como dolor en el pecho, aceleración cardíaca, falta de aire, sudor frío, desmayo y náuseas. Es  un espacio de tiempo en  el que el paciente tiene la sensación de “perder el control, ahogarse o morir, lo cual genera desesperación e inquietud extrema.

En la mayoría de los casos, estas sensaciones no son prolongadas y suelen durar minutos o incluso segundos. Además, este tipo de crisis pueden presentarse sólo una vez en la vida de la persona como un episodio específico o volverse recurrente. Cuando se sufren al menos cuatro crisis de pánico en un mes es necesario consultar con un especialista, ya que es posible estar frente a un trastorno de pánico.

Ante esta situación  es importante saber cómo actuar frente a una persona que está sufriendo una crisis de pánico. Si el afectado se encuentra en un lugar con mucha gente, lo primero que hay que hacer es sacarlo de ahí y llevarlo a un espacio despejado.

 

Además, te sugerimos seguir los siguientes consejos

Respirar profundo.

Buscar lugares lejos de la multitud y aglomeraciones.

Concentrarse en la idea de que realmente nada sucederá, es sólo miedo, una sensación desagradable pero no dañina ni peligrosa.

Reconocer lo que le está pasando al cuerpo en ese momento y no concentrarse en el miedo.

Esperar y dejar que pase el temor, no luchar contra él.

Cuando esté listo para continuar con sus actividades, comience despacio, en un estado de relajación. No es necesario correr ni esforzarse