Si fueras buey y quieres salvarte del matadero, procura ser el más grande. Conoce la historia de Knickers

En la ciudad de Perth, en Australia, hay un residente muy particular; se trata de Knikckers, un buey de siete años de edad que a pesar de haber sido colocado en subasta por su dueño para que algún matadero lo adquiera, ninguno se ha interesado en él.

La razón son sus descomunales características; el animal tiene 1.94 metros de altura y pesa 1400 kilos, lo que implica que su traslado a alguna procesadora sea prácticamente imposible. Knickers se ha salvado literalmente y le espera entonces una larga vida en la granja.

Sin embargo su propietario Geoff Pearson indicó que al ser de temperamento manso y duplicar en tamaño al resto de la manada, Knickers hace de muy buen líder, por lo que esta seguirá siendo su labor. Este buey no es el más grande registrado en los libros de records, ya que el Guinness tiene en sus páginas a uno llamado “Bellino” que se encuentra en Italia y mide 2 metros de alto.

Por: Albert Fernández