Morder a la pareja es un signo de amor profundo

Sí, tal como lo lees, morder a nuestras parejas es la muestra más profunda de un amor que no podemos soportar y nos desborda entendiendo esto como un acto sutil y no en la reencarnación de Hannibal Lecter en la saga de “El silencio de los inocentes”.

El descubrimiento lo hiceron los expertos de la Universidad de Yale quienes llegaron a esa conclusión luego de revisar los casos de cientos de parejas en donde se repitió la frase de tener ganas de “comerse al otro” lo que fue calificado como agresión tierna y significaría un elemento de control social de las emociones.

Ya sabes entonces, si alguna vez sientes que tienes ganas de morder a tu pareja, sin querer cocinarlo, es por que tu amor por esa persona realmente te sobrepasa y es sano hacerlo