Noticias

Joven se tatuó la mitad de la cara y ahora nadie quiere darle trabajo

Este joven cometió el peor error de su vida y después siguió. 

Mark Cropp es un neozelandés que está pasando por un momento muy crítico de su vida. Resulta que se tatuó la cara y ahora nadie quiere darle trabajo. El tatuaje ocupa la mitad de la cara y se lo hizo cuando estaba en la cárcel cumpliendo condena por dos años debido a un robo.

A este joven le dijeron que se lo quitara antes de salir de la cárcel pero no quiso y cuando se dio cuenta que era hora de hacerlo, la oferta ya había expirado por lo que se quedó con la marca en la cara para siempre. Pero esta historia tiene un final feliz porque al final puso una foto en redes sociales.

Cuando subió la imagen contando su historia le llegaron ofertas para cambiar su aspecto físico y además le llegaron ofertas de empleo.

Mira la foto.

Populares

El Periscopio
Lima Limón
Radio Agricultura
Radio Romántica
Adictivo 365
Mamás Bellas
Viajar con Música

Quienes Somos

contacto@grupoperiscopio.com

+56 2 2869 1720

Amanda Labarca 96, oficina 73, Santiago de Chile.

www.grupoperiscopio.com

Ir Arriba