Esta es la dieta de la naranja: baja de peso y fortalece tus defensas

Comer naranja en invierno siempre es buena idea… 

Si lo piensas bien cuando nos resfríamos comemos naranja, todo por la vitamina C. Las cosas se vuelven más entretenidas cuando consumir naranja también te puede ayudar a bajar de peso. Aquí te dejamos los beneficios de la dieta de la naranja.

Limpia la boca: El zumo de naranja natural ayuda también a evitar la sequedad bucal, a desinflamar las encías (perfecto si tienes gingivitis), a sanar llagas y a tener una buena salud oral. Puedes también frotar el interior de la cáscara de la fruta después de cepillarte los dientes o aplicar la parte blanca de los gajos para sanar las erupciones.

Termina con las infecciones en la garganta: El zumo de naranja descongestiona los residuos tóxicos y las bacterias que se acumulan en las amígdalas en particular y en la garganta en general. No es necesario colarlo, para que así la pulpa pueda lavar la garganta a su paso.

Aumenta las defensas: Seguro esta es la propiedad más conocida de las naranjas. “Come naranjas así no te enfermarás”, te ha dicho tu madre hasta el cansancio. Y tenía (o tiene) toda la razón. Esto se debe a la vitamina C que aporta esta fruta. Ya sabes, un zumo o una naranja al día te aleja de la gripe, la tos, la congestión nasal y demás.

Depura el intestino: De a poco nos vamos introduciendo en el tema principal de este artículo, que es bajar de peso consumiendo naranjas. Bueno, uno de los motivos por los cuales este cítrico te sirve para adelgazar es porque ayuda a eliminar todas las toxinas y lo que se acumula en tus intestinos, evitando el estreñimiento, por ejemplo.

Lo que debes hacer en la dieta de la naranja:

 

Come muchas frutas y vegetales crudos.

No te olvides de las legumbres.

Consume frutos secos.

Prefiere harinas y azúcares integrales.

No comas dulces, postres o bollería.

No bebas refrescos, café ni bebidas alcohólicas.

Prefiere el té antes que el café.

 Dormir 8 horas al día (seguidas)

No fumar

Eliminar el estrés

Practicar la meditación, yoga, taichí o lo que quieras

Reducir las presiones y obligaciones

Además de bajar de peso y de sentirte mejor, con esta dieta del zumo de naranja podrás:

Limpiar la sangre

Mejorar el trabajo del hígado

Tener una piel más bonita

Disolver los residuos del estómago

Sanar úlceras estomacales

Prevenir o sanar infecciones

Cicatrizar heridas

Tratar la pancreatitis

Mejorar la fluidez de la bilis y el jugo pancreático

Combatir el estreñimiento

Mejorar las hemorroides

Desinfectar y depurar el colon

Remover las mucosidades del cuerpo

Fortalecer el sistema inmune

Reforzar la salud de los riñones

Mejorar la capacidad de las glándulas

Tratar quistes, tumores, ulceraciones

Reducir la inflamación de la vejiga

 

Video Destacado